lunes, 6 de enero de 2014

AÑO NUEVO CHINO 2014


El “Año Nuevo Chino” también conocido como Festival de Primavera, es la celebración más importante de las fiestas tradicionales chinas. El 31 de Enero de 2014 comienza el año 4712 según el calendario chino, y corresponde con el Año del Caballo.



Es un período lleno de celebraciones, que se inicia el Día de Año Nuevo y termina con la Fiesta de las Linternas, el decimoquinto día del primer mes. Se suceden visitas a familiares, comidas especiales y fuegos artificiales. Todo el mundo lo celebra, sobre todo durante los tres primeros días del festival.

La Víspera del Año Nuevo, los miembros de la familia que viven fuera de casa hacen un esfuerzo especial para retornar al hogar y compartir una gran comida. Por esa razón los transportes públicos suelen estar saturados durante estas fechas.

Como en todas festividades chinas suelen estar acompañadas de la gastronomía típica. Los platos que se preparan para esta ocasión son considerados como símbolos de buena suerte. 

Para recibir a la “Fiesta de Primavera” la gente limpia sus casas con escobas viejas, que luego se tiran a la basura. Cuelgan carteles rojos con versos poéticos en sus puertas, decoran con cuadros del Año Nuevo Chino en las paredes y faroles rojos. Se lanzan fuegos artificiales y petardos, con la esperanza de alejar la mala suerte y atraer la prosperidad. Los niños reciben dinero de sus familiares, y es tradición cerrar las tareas pendientes de cara al Año Nuevo, por lo que es importante pagar las deudas.  





Quizá la más importante tradición dentro del año nuevo chino es celebrarlo en familia. Hoy en día, cuando muchas familias se encuentran esparcidas a lo largo del país, el gobierno ha implantado un sistema de vacaciones nacionales –que puede durar entre una semana y hasta 40 días, para que todos puedan regresar a sus hogares. 

Esta reunión familiar también genera la migración anual más grande del mundo. Para este año se calculan que en total se realizarán 3.400 millones de viajes en todo el país, en todos los sistemas de transporte. 225 millones de ellos serán realizados en tren. 

Una vez la familia está reunida, se acostumbra a hacer una profunda limpieza de la casa en la noche vieja china, con el fin de espantar la mala suerte. Simbólicamente, limpiar la casa implica una remoción de energía estancada y permite que el año entre en un espacio tranquilo y armonioso. Muchas personas incluso dejan las escobas fuera de la casa para evitar que “la buena suerte sea barrida del hogar”. 

Y la cúspide de la noche es la cena, en una mesa plagada de símbolos y auspicios. Cada plato tiene un significado especial, que además de traer una mezcla de sabores, se convierten también en un acto de interiorizar físicamente la buena fortuna. Así se comen jiaozi, empanadas chinas, que se comen en esta fecha pues parecen Tael de oro -moneda antigua china-, o el pez entero al vapor, también llamado “pez de la felicidad”, cuyo nombre es homófono a riqueza. 


“Este día casi todo está cerrado. Muchos no salimos y por lo tanto, es muy común que pasemos el Año Nuevo mirando la televisión”, comentó Fu Lee, estudiante de Beijing para China Files. En muchas familias, la cena es acompañada con el show de gala de la CCTV, un programa pensado para entretener a las familias este día, reuniendo a los más grandes actores y actrices de la televisión china, y a cantantes nacionales e internacionales. 

Es el programa más visto a nivel mundial, logrando una audiencia de 700 millones de personas en los últimos años. Este año, además de actos de magia, con el famoso Liu Qian, y de una pieza de música clásica con el pianista Lang Lang, el centro del show fue Celine Dion, recordando su clásico de Titanic, “My heart will go on”, y una canción en chino “茉莉花”, Jasmine. 


Pirotecnia 

El mes de enero registró los más altos niveles de contaminación del aire en la historia de Beijing. Este incidente llevó a muchos ciudadanos, como Zheng Yuanjie, popular escritor de cuentos infantiles, a exigir en la red social Weibo medidas contra las acostumbradas explosiones masivas de pólvora del Año Nuevo. Del 5 de febrero hasta el sábado 9, se vendieron 260.000 juegos pirotécnicos en la capital, lo que representa una caída del 37% en la ventas, respecto a los 410.000 artefactos vendidos en el mismo periodo el año pasado, señaló la agencia Xinhua

Si bien este año la oferta de pólvora ha sido considerablemente inferior a los años anteriores, los juegos pirotécnicos continúan siendo una de las atracciones más vistosas del año nuevo. 


El uso de la pólvora es una costumbre que puede rastrearse en la mitología china. Los estridentes sonidos pretenden espantar al legendario Nian -una bestia mítica que “salía de las profundidades del mar a devorar las cosechas, a los aldeanos y a los niños”- y para ahuyentar a los malos espíritus. 

Por otro lado, la cantidad de pólvora que se estalla en la noche vieja china es considerada por algunos, un símbolo de status. Mientras más dinero tiene una familia, más fuegos pirotécnicos podrá lanzar. Una persona, en promedio, gasta hasta 300 yuanes. Pero hay personas que pueden gastar entre 8000 y 10000 yuanes (1282 dólares y 1603 dólares), según contó a China Files un vendedor de pólvora cerca en el centro de Beijing. 

De 1993 al 2005 el gobierno vetó los juegos de pólvora en los distritos urbanos de Beijing debido al peligro que representaban para la vida y la salud de las personas. Cada vez eran más comunes los accidentes con pólvora, como el del 2001, cuando 38 niños fallecieron en una explosión en su escuela en Jiangxi cuando se dedicaban a confeccionar ellos mismos fuegos artificiales para recaudar fondos. 

Sin embargo, frente a la presión ciudadana por revivir esta tradición ancestral, se levantó la prohibición en el 2005. Un año después, 367 personas murieron en un incendio provocado por esos artefactos en un templo en Henan. 

Hongbao 


Otra costumbre popular entre los chinos consiste en dar regalos durante el Año Nuevo (dinero principalmente, pero también monedas de chocolate). Estos obsequios se entregan envueltos en paquetitos rojos llamado hongbao (红包, literalmente "sobre rojo"). 

Las parejas casadas entregan hongbao a las parejas de novios jóvenes. Es común que los mayores los regalen a los niños, quienes deben agradecer deseándoles buena fortuna y felicidad. Se dice que el hongbao debe guardarse bajo la almohada durante siete días después del Año Nuevo, pues simboliza buena suerte.

Los niños y adolescentes suelen bromear con la frase: 恭喜发财,红包拿来 (gōngxǐfācái, hóngbāo nálái): “Felicidad y prosperidad, ahora denme el hongbao”. 

Detrás del hongbao hay también una buena dosis de simbolismo. Una leyenda típica escrita en los sobres reza 压岁钱 (yàsuìqián) que significa: “Este dinero sea usado para subyugar a los malos espíritus”. 

El monto de los regalos pretende respetar los números de la suerte. El ocho (八 “ba”) tiene una pronunciación similar a la de tesoro (宝 ”bao”) y el seis (六 “liu”), se parece a la palabra “fluir” (流 “liú”), por lo que se los considera de buena suerte. Mientras tanto, el cuatro (四 “si”) es homófono de muerte (死”si”) y se intenta evitarlo. 

En los últimos años, China ha comenzado a usar la práctica occidental de dar juguetes y otros regalos a los niños, como es usado durante la Navidad. 

Decoraciones


La letra 福 (fú) enmarcada y colgada en las puertas de las casas y de espacios públicos es uno de los distintivos de año nuevo. Significa “buena fortuna o felicidad” y su uso se remonta a la dinastía Song (960 – 1279 d.C). 

Muchas veces se la coloca boca abajo, con un significado que puede traducirse como la “prosperidad desciende” o “la felicidad ha llegado” y que viene de una interpretación taoísta. 

Las variantes de 福 (fú) se presentan mediante varias formas de caligrafía, sellos o impresiones a gran escala y acompañan las celebraciones del Año Nuevo en todos los estratos de la sociedad china. Bordeando la puerta se suelen pegar pareados en papel -coplas en verso, muchas pertenecientes a poemas chinos antiguos- y que invitan la felicidad, la fortuna, la paz y la buena suerte. Normalmente se usan dos coplas de ocho caracteres en el costado izquierdo y derecho, y uno de cuatro caracteres encima de la puerta. 

Muchas veces se encienden faroles y linternas rojas, que con su color buscan tener el mismo efecto que la pólvora: espantar a los malos espíritus. 

¿Qué decir en el Festival de la Primavera?

Les ofrecemos algunas frases populares para desear: ¡Feliz año Nuevo! 

新年快乐 (Xin Nian Kuai Le) ¡Feliz año Nuevo! 

金玉滿堂  (Jīnyùmǎntáng) ¡Que el oro y el jade llenen tus aposentos! 

大展鴻圖  (Dàzhǎnhóngtú) ¡Que realices todas tus ambiciones! 

萬事如意  (Wànshìrúyì) ¡Que todos tus deseos sean colmados! 

吉慶有餘  (Jíqìngyǒuyú) ¡Que tu felicidad no tenga límites! 

一本萬利  (Yīběnwànlì) ¡Que una pequeña inversión traiga miles de beneficios! 

福壽雙全  (Fúshòushuāngquán) ¡Que tu felicidad y longevidad sean completas! 

http://www.china-files.com


TRADICIONAL CENA DE AÑO NUEVO DE LA ESCUELA SHAOLIN 
SAN PEDRO

DOMINGO, 2 FEBRERO 20:30 hrs

(Restaurante Nuevo Siglo)

Reserva necesaria - 607658200

2 comentarios:

Unomás dijo...

Qué buena pinta tiene la comida que aparece en esas imágenes... si tuvieran esa comida en los restaurantes chinos, uno iría de vez en cuando por ahí...

Unomás dijo...

Muy curioso el tema de la pirotecnia. ¿El tema de las 367 personas que murieron en el templo de Henan, eran 'shaolines', o gente corriente?

Interesante el tema de la supersticiones con eso de los números... Sabía lo del número 4, que era signo de mala suerte en China. E incluso he llegado a escuchar que no estaba en los calendarios... O_O (cosa que no creo que sea cierta) Ya me podrá aclarar usted un poco más sobre el tema; si es cierto o no.

Por cierto, muy gracioso eso de que en tan sólo una palabra, se pueda decir tanto... ((Yīběnwànlì) ¡Que una pequeña inversión traiga miles de beneficios!) ^^